16 abr. 2013

Non ao peche de Alstom Wind


A CNT de Betanzos querese sumar aos traballadores de Alstom Wind en As Somozas na súa loita contra o peche das prantas de producción deste concello, e cos nosos compañeiros de Zamora, Navarra e Barcelona.



Hoxe recibimos este comunicado dos nosos compañeiros do Sindicato do Metal que fixeron unha concentración ante as portas desta central en Madrid tal e como recolle a fotografía, repartindo este comunicado.
Comunicado do Sindicato do Metal de CNT
La multinacional ALSTOM presume de ser líder mundial en infraestructuras de generación, transmisión de energía y transporte ferroviario. También parece que quiere tener un buen puesto en la lista de empresas que cierran en el país.
El pasado 26 de febrero del 2013 la multinacional francesa ALSTOM anunció el cierre de sus factorías de la Sección Wind en España dedicadas a la producción de aerogeneradores y mantenimiento de los mismos.

El expediente de regulación prevé la eliminación de 373 puestos de trabajo, afectando a 3 plantas de producción: dos en A Somoza (A Coruña) y la otra en Coreses (Zamora), despidos en la plata de Buñuel (Navarra), a las cuadrillas de mantenimiento en los parques eólicos y a las oficinas centrales en Barcelona.

ALSTOM, en el 2007 adquirió a ECOTECNIA, que era una cooperativa que tenía las patentes de la turbina eólica así como las plantas de producción. Así ECOTECNIA entró a formar parte del entramado de la multinacional, perteneciendo a la Sección WIND dentro de ALSTOM POWER (Sección Energética).
A su vez, ALSTOM lleva una política de expansión mundial con la apertura de nuevas plantas en Brasil y dos plantas más en Francia para dentro de 3 años y previsiones en Marruecos. Con lo que la deslocalización de la producción y de la tecnología es evidente, más que evidente.
Para ello, Alstom alega la situación económica en el país y la paralización del plan de energías renovables por parte del actual gobierno. Dice que no podemos producir para los países donde tiene firmados contratos ya que la mano de obra debe de ser local. Entre tanto hay firmados numerosos parques en Castilla y León y Cataluña con un buen trozo del pastel correspondiente a Alstom. Concesiones de servicios públicos de transporte en ámbitos locales regionales o a nivel estatal están concedidas a Alstom y a su vez ha percibido subvenciones públicas para desarrollar su actividad mercantil en España. Esta multinacional admite en su publicidad ser sensible con las aspiraciones sociales, económicas y medioambientales en las comunidades donde actúa. La deslocalización de la producción y la tecnología en las comarcas donde están asentadas las plantas es un mazazo social que va a provocar el cierre de numerosas empresas auxiliares y de servicio, la migración de muchos de estos trabajadores que en las ya desindustrializadas comarcas, como es el caso, no van a encontrar trabajo. La pérdida económica y social no parece afectar a la multinacional que dicta irónicamente sus virtudes a los cuatro vientos. Su falta de escrúpulos y el desprecio con el que trata a los empleados que le hemos enseñado a fabricar los aerogeneradores es el verdadero rostro de Alstom.
No permitamos ningún cierre ni ningún despido más. Los trabajadores no somos mercancía de usar y tirar. Juntos podemos parar esta barbarie y tarde o temprano podremos transformar este sistema que nos humilla, desprecia, despide, nos compra, nos vende, nos usa, nos tira... hasta que seamos libres:
NI ALSTOM NI NINGÚN CIERRE. CONTRA LOS DESPIDOS SOLIDARIDAD.

No hay comentarios: